miércoles, 21 de marzo de 2012

1.1 importancia de la innovación tecnológica en la sociedad contemporanea

Importancia de la innovación tecnológica en BTicino de Venezuela “Durante el último siglo, en el periodo en que podríamos hablar de la parte final de la modernidad, se ha desarrollado un creciente recelo sobre el tipo de realidad que nos proporciona el auge de la actividad científico-tecnológica, de suerte que el público ha comenzado a temer aquello mismo en lo que no puede dejar de confiar”1, que no es otra cosa que el progreso de la ciencia. Por ese motivo, en las última décadas nos encontramos con el auge de programas de estudio y acción encaminados a la discusión abierta, por parte de toda la sociedad, de los fundamentos y consecuencias del desarrollo científico-tecnológico. Así, Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS), en inglés Science and Technology Studies (STS), “corresponde al nombre que se le ha venido dando a una línea de trabajo académico e investigativo, que tiene por objeto cuestionarse sobre la naturaleza social del conocimiento científico-tecnológico y sus incidencias en los diferentes ámbitos económicos, sociales, ambientales y culturales de las sociedades occidentales, principalmente. A los estudios CTS también se les conoce como estudios sociales de la ciencia y la tecnología2.” Este tipo de estudios pretende, entre otras cosas, plantear alternativas a las actuales tendencias en la aplicación y el desarrollo de las tecnologías, partiendo de la base de que “existen relaciones tanto sistémicas como históricas entre tecnología y sociedad”3 y que, a pesar de esa relación, en otros momentos históricos no ha sido la sociedad la que ha tomado decisiones sobre el uso estructural de la ciencia y la tecnología, pues ese poder de decisión estuvo reservado a las instituciones que detentan el poder (gobierno e iglesia, fundamentalmente). Hoy en día queda claro, sin embargo, que “la ciencia, la tecnología y la sociedad son —cada una de diversas maneras— variables dependientes e independientes. En el más amplio sentido, los estudios CTS constituyen un intento por descubrir en estas dependencias e interdependencias un nuevo balance para un mundo posmoderno. Todos aquellos que estén envueltos en el proyecto moderno pueden y deben contribuir a este esfuerzo. En esta tarea, la democracia no es una opción, sino una necesidad. Las consecuencias del desarrollo científico-tecnológico son tan complejas que no pueden predecirse desde arriba. Desde abajo todos debemos estar involucrados en la redefinición del carácter de la relación ciencia-tecnología y sociedad 4.” Y más que un no poder predecir desde arriba, es un no querer hacerlo por conveniencia, porque el desarrollo científico-tecnológico ha traído múltiples beneficios que no se desean perder, mientras que los efectos negativos afectan principalmente a otros, a todos o a un gran número de gente sin que pueda decirse lo mismo de los beneficios. No obstante, para acabar con ello es necesaria la participación responsable del mayor número posible de individuos, basada en el conocimiento y comprensión de la problemática actual y de las alternativas de solución existentes. Debido a la complejidad del desarrollo de la ciencia y la tecnología, por un lado, y las inciertas dinámicas sociales contemporáneas por el otro, hay quienes opinan que los estudios CTS constituyen un engaño, un entretenimiento para aquellos que se preocupan por el impacto que la ciencia y la tecnología puedan tener en el entorno; de tal manera que se pretende hacer creer que alguien se está haciendo cargo del problema. Las transformaciones económicas, sociales y organizativas dadas por el sistema de relaciones que operan a través de los flujos espaciales, como las telecomunicaicones, los sistemas de transporte rápido, etc. están conformando un nuevo modelo de organización social que redefine la estructura de los estados, regiones y territorios a nivel mundial y toca a todos los ámbitos de la organización social, desde la producción hasta el marketing, del tiempo libre a la política, hasta extenderse a nuevas formas de control y vigilancia.1 Sin embargo, la innovación tecnológica no es un "Prometeo Desencadenado" imposible de controlar, aunque tenga contenidos propios que puedan incidir sobre las características de la mutación. La innovación tecnológica no es simplemente el producto de la investigación y desarrollo aplicada a la resolución de problemas sociales y económicos, la manera en la que nace, crece y se difunde depende de un conjunto de factores sociales, económicos y organizativos. Entonces se vuelve importante analizar, como sugería Nathan Rosemberg en un texto de 1982, la caja negra quw comprende los mecnismos constitutivos y de crecimiento de la tecnología para reconsiderar la relación Ciencia-Tecnología-Sociedad, no según una lógica lineal y unidireccional, sino circular y sistemática. 2 Hay que considerar la naturalezaa compleja del proceso innovador y de la relación entre innovación tecnológica y sociedad. La innovación no es sólo la aplicación de los resultados de investigación y desarrollo a alto nivel, sino que también es el resultado de capacidades emprendedoras, estratégicas, de decisión, organizativas e imaginativas. Sugiero por lo tanto, un acercamiento a la innovación tecnológica de carácter sistemático que si bien subraye la fuerte interdependencia entre tecnología, economía, política, cultura y contexto territorrial, supere este modelo sistémico tradicional, en cuanto esté en grado de trasladar la visión teórica a estrategias socio-políticas. Esta definición permite leer la tecnología como organización social y, por lo tanto, no sólo tner una mayor comprensión de las relaciones que se desarrollan entre sociedad y ambiente, sino reconstruir a partir de la sociedad la relación que se establece entre la tecnología y su uso. De esta manera es posible hacer un discurso concreto sobre la innovación tecnológica, individualizando sus potencialidades, evaluando sus límites y describiendo el impacto diversificado sobre el territorio y sobre ele isitema socio económico.
La innovación tecnológica es fundamental para el éxito económico de los países en el futuro, y de acuerdo con un reporte elaborado por Intel y la revista Newsweek, en el que se encuestó a personas de distintos continentes, casi la mitad de los estadounidenses participantes en el estudio comentó que la recesión ha dado lugar a una mayor dependencia de la innovación tecnológica y tres de cada cuatro afirmaron que esta innovación será "más importante" durante los próximos 30 años. Para una gran mayoría de los europeos la innovación tecnológica puede mejorar la calidad de vida y tener un impacto económico positivo. China muestra gran confianza en su fuerza futura, pues un 54% de los chinos predijo que su país será pionero en las próximas innovaciones tecnológicas que influirán en la sociedad, adelantando incluso a Estados Unidos en las siguientes tres décadas. La mayoría de los estadounidenses mira hacia el entorno empresarial y a la creación de empresas como campos en los que se producirá la próxima innovación de punta, mientras que otras personas buscan que el gobierno en ese país ofrezca incentivos para estimular la innovación: un 78% de ellos cree que "una iniciativa de innovación nacional" sería eficaz. En Europa, más de un 75% de los alemanes y los británicos consultados apoya una iniciativa nacional similar en sus países y, en contraste con los estadounidenses, los europeos y los chinos se inclinan más a buscar las futuras fuentes de la innovación en las universidades. La encuesta fue realizada en línea entre el 28 de septiembre y 13 de octubre en China, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos por Penn, Schoen & Berland Associates a nombre de la revista Newsweek e Intel; el universo de participantes fue de 4,800 adultos mayores de 18 años en cuatro países; las entrevistas se realizaron entre miembros de la población general y ejecutivos de negocios.
La innovación tecnológica constituye una estrategia clave dirigida al desarrollo de nuevos procesos y productos, mediante la generación, transferencia, incorporación y adaptación de tecnologías; representa un trabajo sistemático que implica ver el cambio como una oportunidad, superar lo gastado, lo obsoleto, lo improductivo, llevar ideas nuevas al nivel de realización práctica, hasta que sean utilizables y aplicables. La innovación es producto de la creatividad del hombre y la mujer, y el empleo eficaz de las herramientas de Ciencia y Tecnología. Impulsar la innovación en los sectores productivos de bienes y servicios y regiones, requiere de una organización y gestión de sus sistemas de innovación. El gráfico pretende ilustrar la manera como la ciencia y tecnología puede hacer viable una estructura productiva fuerte y duradera, capaz de contribuir al desarrollo integral del país. Claramente se denota que existen ámbitos verticales (columnas del desarrollo), que están formados por los diversos sectores productivos de bienes y servicios, y ámbitos horizontales (transectoriales productivos), que reflejan la necesidad de superar grandes carencias regionales y nacionales en la gestión de la tecnología y la innovación (escalones del desarrollo), y en las vigas superiores que completan la contribución productiva para el desarrollo integral del país, donde se tiene aquellos espacios productivos que cruzan varios o todos los sectores, y que tienen insuficiente desarrollo y que por lo tanto, requieren de una especial atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada